Lectura de la borra del café

La lectura de la borra del café o cafeomancia es un arte que utiliza las manchas que deja el café como vía para interpretar y conocer el alma de la persona. Permite analizar en profundidad los conflictos que surgen en su camino de la persona y dar claridad para actuar en base a la fidelidad a uno mismo.

La preparación es todo un ritual que requiere un cuidado especial. Se hace con un café molido impalpable, azúcar, agua fría, se coloca sobre el fuego y hay que vigilarlo de cerca porque si rompe el hervor ya no sirve.

Se debe beber saboreándolo, sin apuro, concentrándose en su pensamiento. Cuando se bebió todo el líquido, se da vuelta la taza y se deja apoyada bocabajo sobre el plato, esperando que la borra del café vaya cayendo y se formen las figuras que luego se van a interpretar.

Es importante no sugestionarse, considerar lo que dice el café desde un punto de vista simbólico, como una información que puede ser útil para rever, modificar, profundizar o encontrar una orientación acerca de una situación que preocupe al consultante.

Todos sabemos todo: la informática está adentro de cada uno. Esto quiere decir que todos tenemos una sabiduría, una voz interior que nos permite saber si estamos en el camino correcto o no, si estamos en un aprieto o no, si debemos realizar algún cambio de rumbo. A veces las interferencias externas nos impiden escuchar esa voz. La lectura de la borra del café ayuda a revelar aquello que está oculto en el interior.

El café nos habla de un tema situado en el presente o en un futuro cercano. Siempre, de entrada, aparece el conflicto actual de la persona, sin necesidad de que diga ni una palabra al respecto. Al ser una técnica que explora en profundidad invita al consultante a mirar hacia su interior, a ver sus propios errores. Por eso, fundamentalmente, ayuda a ver por qué ocurre lo que ocurre y qué se debe hacer para evitarlo.

"Confesiones que nos dejan bajo una nube oscura"

"Solo existe el momento presente. Y todo vuelve a comenzar."

"Algunas veces todo fluye para que dos personas se encuentren. Y todo lo contrario también."